25 mayo, 2024
# Tags
#Investigación

Proyecto de tesis concluyó viabilidad de utilizar residuos mineros en creación de concreto

Se trabajó con muestras de relaves de 3 mineras anónimas, que luego se clasificaron para evidenciar
cuáles cumplían con las normativas del país.
Eduardo Suazo Osses se tituló de Química Ambiental de la Universidad Católica de la Santísima
Concepción (UCSC) en 2021, luego de presentar exitosamente su tesis de grado sobre la viabilidad de
la reutilización de relaves mineros en la producción de concreto. Comentó que su interés surgió por
la preocupación sobre el impacto ambiental y a la salud de las personas que generan estos residuos
de la minería en nuestro país.
“Un relave minero es el residuo que queda de la extracción de la roca, y vendría siendo como el 95%
del material extraído y se constituye de algunos metales pesados como el zinc y plomo, entre otros.
Este material no se utiliza actualmente, y por eso se buscó la manera de aprovecharlo de alguna
manera. Esta investigación es mi forma de aportar”, explicó Eduardo.
La idea consiste en encapsular estos metales en la estructura de concreto para que no se liberen en
el medio ambiente, tanto en el aire como en el agua principalmente. “Medimos en 3 formatos
distintos, lixiviado, agua de curado y en la mezcla directa de cemento y arena. Hay ciertos metales
que se lograron encapsular y otros que no los consideramos porque estaban presentes en bajas
concentraciones”, aclaró.
Sobre los resultados, Eduardo destacó una de las mediciones realizadas en lixiviado para el zinc, que
alcanzó un encapsulamiento del 98,2%, y el plomo en un 93%. “Estos resultados se mantienen
dentro de las normativas vigentes del país, y permitirían que puedan usarse estos residuos sin que
represente un mayor riesgo, ni por el deterioro del material ni por las lluvias”, concluyó.
El siguiente desafío
Para Eduardo, el camino no fue fácil, pero tuvo sus recompensas. Encontró una oportunidad de
trabajo temprana a la que no dudó en postularse. “Al mes y medio de presentar mi tesis recibí un
mensaje de la profesora Elizabeth González, diciéndome que necesitaban un profesional para un
proyecto de la UCSC. Buscaban alguien que hubiese trabajado con agua y lixiviado líquido, y además
de mi tesis, yo ya había trabajado analizando presencia de metales pesados y otros parámetros en
muestras de agua y sedimento del Río Curanilahue”, relató.
El proyecto está a cargo del Doctor en Ciencias y Magíster en Biología Molecular y Celular, Matías
Hepp, de la Facultad de Medicina de la UCSC, y está siendo financiado por el Gobierno Regional del
Biobío. “Nosotros trabajamos con aguas residuales, y analizamos patógenos principalmente, como
hepatitis y variantes del Covid-19”, explicó Eduardo.
Finalmente, recordó su paso por la universidad, sobre todo en la recta final. “Como estudiante
siempre hay momentos difíciles y otros más fáciles. Pero como le dije a mis profesores, cuando tuve
que defender mi tesis, pasé muy buenos momentos. Siempre estuvieron atentos para ayudar a los

estudiantes y es algo que recalco mucho, se ponían en nuestros zapatos. La cercanía que puedes
tener con los profesores en esta facultad no la vas a encontrar en otro lugar”, finalizó.