El aporte a la sociedad de Incar hacia una acuicultura sustentable

El Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola , Incar, institución de investigación que es parte de la Universidad de Concepción, Universidad Austral de Chile y Universidad Andrés Bello, dentro de su objetivo de convertir la acuicultura en una actividad productiva sustentable en lo económico, ecológico y social trabaja con el área de “Vinculación con la Sociedad” a través de la cual. además de participar en diversas instancias de divulgación junto a otros centros de la Universidad de Concepción y el PAR Explora Biobío, Incar posee un convenio clave para su desarrollo con algunos los liceos acuícolas de la Región del Biobío, Región de Los Lagos y Región de Aysén.

El inicio de un nuevo año y los proyectos y desafíos a desarrollar invitaron al centro a comentar lo hecho en materias como el trabajo de vinculación con la sociedad, con estudiantes de Enseñanza Media, al punto que hay una red conformada, e informar novedades.

Esta área pretende ser un aporte para la difusión y formación en la acuicultura en Chile y un contexto es que en Chile existen liceos acuícolas, donde la mayoría es carácter público y cuya especialidad técnica se desarrolla en la Educación Media

Desde segundo a cuarto medio, se preparan en esta especialidad. “Incar apoya tanto en contenido científico sobre acuicultura sustentable además de colaborar a obtener proyectos para que incorporen infraestructura o equipamiento para actividades con los estudiantes”, señala Pablo Carrasco quien es biólogo marino y encargado de la vinculación con la sociedad de Incar.

Un ejemplo claro fue el año 2014, cuando a través de un proyecto Explora a nivel nacional llamado “Acuiponía: biotecnología para la sustentabilidad” se realizó un trabajo junto a los estudiantes con los liceos acuícolas de la Región del Biobío por cerca de 14 meses. Esta fue la primera alianza oficial con la Red de Liceos Acuícolas del Biobío. Cabe destacar que la acuiponía es un sistema de acuicultura sustentable que mezcla el cultivo de peces de agua dulce con vegetales hidropónicos, donde los desechos de los peces son reutilizados como abono para las plantas.

“Consistía en implementar en tres liceos de la especialidad, un sistema de acuiponía que permitía enseñar contenidos científicos de manera práctica y lúdica junto al concepto del aprender-haciendo. Los estudiantes participaban en clases guiadas con un experto en el área. Con la acuiponía se pueden abordar temas como: fotosíntesis; ciclo de nitrógeno; acuicultura sustentable y cultivos de peces”, explica Pablo Carrasco. De esta forma, se complementan éstos contenidos junto al currículo escolar de estos establecimientos

Jorge Silva es ingeniero pesquero y docente de Ingeniería en Biotecnología Marina y Acuicultura de la Universidad de Concepción. Él ha sido un colaborador continuo en todo este proceso desarrollado por el Incar. “Mi participación consiste en desarrollar el diseño, la implementación, la capacitación y la puesta en marcha de los sistema acuipónicos y acuicultura en general. Además he colaborado en cultivo de moluscos en otros proyectos con comunidades costeras. Ha sido un desafío. Si la acuicultura es nueva, la acuiponía tiene mucho menos tiempo de desarrollo. En Chile es una actividad que lleva alrededor de 7 años”, afirma el profesional.

La fuerza del trabajo colaborativo
A partir de esta experiencia y con el paso de los años, INCAR formó una red de trabajo conformado por los Liceos Pencopolitano (Penco), Filidor Gaete de Llico (Arauco), Rigoberto Iglesia (Lebu) y Trapaqueante (Tirúa), Liceo Insular (Achao-Chiloé) y Liceo Arturo Prat (Puerto Cisnes). Así, se fortalece un trabajo colaborativo que se materializa con diversas capacitaciones tanto a profesores como a estudiantes, ferias científicas y actividades en general.

En Tirúa se realizó la primera feria científica comunal en mayo de 2017. Luego, se realizó además la tercera versión de las “Jornadas Científicas en Llico”, cuyo alcance llegó hasta las escuelas básicas del borde costero de Arauco. En todas las actividades lideradas por el Incar en la Región del Biobío, se busca además alianzas estratégicas junto a otras entidades como Municipalidades, el PAR Explora y otros centros de investigación.

En esta red, la función de Incar es participar del comité asesor de los liceos acuícolas de la Región del Biobío. Se apoyan además de los eventos y seminarios, las giras técnicas de los estudiantes. También, son parte del consejo asesor del Liceo de Achao, en Chiloé. “Durante el 2015, desarrollamos un proyecto de acuiponía con el Liceo de Achao, el cuál incluyo materiales reciclados y reutilizados desechados por la industria acuícola, fue un proyecto que marcó nuestro vínculo con este establecimiento”, concluye Carrasco.

Además, en septiembre de 2017 Incar visitó el Liceo Acuícola de Achao, Chiloé. Se realizó un taller con los liceos integrantes del Grupo de Transferencia Acuícola GTA, donde participaron los liceos de Ancud, Maullín y Puerto Montt. “Ellos querían un primer taller para entender el enfoque del trabajo realizado por Incar con Achao. La idea es implementar un sistema de acuiponía para desarrollar clases y talleres prácticos.”, enfatiza el encargado de vinculación con el medio.

En el futuro próximo, Incar lanzará la plataforma web denominada “Wiki-Incar”, cuyo objetivo es ser una plataforma web que apoye con contenido científico y didáctico enfocado a profesores y estudiantes en el área de la Acuicultura.

Acerca de Entramar 252 Articles
Bienvenidos! Entramar Magazine nace en mayo, el mes del mar, en la Región del Biobío, para convertirse en un sitio de información y contenidos con todas las temáticas relativas al océano, incluyendo los sectores pesquero, acuícola, marítimo portuario, naviero y logístico.