Dr. Ciro Oyarzún: El descarte en pesca es dañino, pero el subreporte puede ser fatal

Una de las varias polémicas que atraviesan al sector pesquero, en estos momentos, es el Programa de Mitigación del Descarte, en la pesquería de sardina común y anchoveta, en la Macrozona V a X Regiones. El descarte, devolver captura al mar, anatema en la sustentabilidad de los recursos, es malo, pero son peores prácticas como el subreporte y el blanqueo, señaló un destacado investigador y asesor científico en la institucionalidad pesquera.

Es que esto del descarte es un asunto que tiene aristas y, como siempre en pesca, varias de ellas más ásperas de lo que pudiera pensarse, según es posible desprender de un análisis hecho por el académico Ciro Oyarzún, del Departamento de Oceanografía de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas de la Universidad de Concepción. Bachiller en Biología, Licenciado en Biología Marina, Biólogo Marino, Doctor en Zoología, integra el Comité Científico de Pesquerías de Pequeños Pelágicos, un organismo asesor y/o de consulta de la Subpesca en materias científicas.

En la última sesión del comité revisaron informes del Ifop que cuantificaron el descarte, en base a un trabajo realizado los últimos dos años con apoyo de embarcaciones las que, en virtud de estar participando en el muestreo, podían llevar a puerto su captura sin la exigencia de porcentajes de una especie u otra, como lo es para todas las naves que tienen cuota.

Desde fines de agosto los miembros del sector productivo del Comité de Manejo (otra figura de institución asesora) de la Pesquería de Sardina y Anchoveta han declarado, en varios tonos e instancias, preocupación por la forma de continuidad que la Subpesca daría al Programa de Mitigación del Descarte.

El doctor Oyarzún indicó que en base a los informes que conocieron, los volúmenes estimados de anchoveta son de aproximadamente 15% frente a un 85% de sardina. En cuanto al descarte el Ifop lo estimó entre 4% y 5%, pero:” es una cantidad despreciable comparada con la pesca no reportada o la pesca en que se alteran las cifras porque de pronto se reporta grandes desembarques de mote, de bacaladillo, de pampanito, de trite, cuando en realidad todos saben -más o menos-que es sardina con otro nombre. Cualquier subreporte es mayor que el descarte. El descarte es malo, pero entregar cifras cambiadas o subreportar es mucho peor porque ni el mejor modelo del planeta podrá hacer buenas estimaciones si las bases con que lo estamos alimentando (la información) es incorrecta”.

Invitó a reflexionar respecto de un solo asunto, el de las miles de toneladas de harina incautada porque no se acreditó origen legal, considerando que para elaborar un kilo de harina se requiere, a lo menos, cuatro de pescado. ¿Cómo colocar el altísimo porcentaje de cuota que representa la pesca sin acreditar, sólo por ese concepto de harina sin origen legalmente justificado, en la modelación?

Se considera un “optimista impenitente” respecto del futuro de los recursos, siempre y cuando todos los actores respeten los criterios dispuestos, como las vedas que cuidan la cima del período reproductivo, que entreguen los reportes como corresponde -recordando que engañar al servicio de fiscalización es engañarse a sí mismos- , transparentar cuántas lanchas están pescando realmente. Recalca: “el subreporte es una enfermedad crónica que va a terminar matando la pesquería si no se le pone fin. El subreporte es mucho más significativo que el descarte y no sólo en este pesquería sino en todas; lo de la merluza es un caso dramático”.

Como fuere, hizo ver que el Plan de Descarte se escapa a las atribuciones del Comité Científico, pero está cuantificado y no es posible quedarse con año y medio de monitoreo porque una de las cosas que el estudio mostró es que ese descarte podría llegar a afectar el 40% de la pesca especialmente en cierto período del año, particularmente en el segundo semestre.

Existen salidas, pero no las define el Comité Científico, sino el Comité de Manejo y la Subpesca. Algunas formas de enfrentar el asunto serían, determinar que si se acaba la cuota de la especie “más débil” se cierra la pesquería, pero es una decisión extremadamente precautoria porque quedaría en el agua una cantidad importante de la otra especie que no sería pescada. Otra fórmula pudiera ser que cuando se llega a la cuota global con la suma de ambas especies, para la actividad. Intermedio: pescar juntas y cuando se alcanza los límites fijados se acepta la especie más baja sólo como fauna acompañante, en ciertos porcentajes, sin llegar a extremos. El camino que se elija debe ser asumido con responsabilidad, como país, advirtió. En lo estrictamente personal opina que el pescado ya capturado no se bote, pero debe ser cuantificado.

Y quedan en el tintero varias reflexiones respecto del quehacer científico y el de los actores extractivos.

Acerca de Entramar 548 Articles
Bienvenidos! Entramar Magazine nace en mayo, el mes del mar, en la Región del Biobío, para convertirse en un sitio de información y contenidos con todas las temáticas relativas al océano, incluyendo los sectores pesquero, acuícola, marítimo portuario, naviero y logístico.

2 Comments

  1. Sería bueno q el señor ayarzun diga y quien hacia las investigaciones q se les otorgaban a los pescadores artesanales.. Sería bueno q la udec informe la cantidad d millones q les pagaban los pescadores para poder efectuar las pescas d investigación y también w expliqué a caso trabajo en algún proyecto d descarte cuando fue jefe de pesquería de la subpesca.. tratar d dar declaraciones populistas del otro lado d la vereda no aporta nada, ni menos después q fue parte del Ejecutivo de la administración pesquera de chile ..

  2. Señor SPAADA. El ataque es el resultado de la falta de argumentos. Le recuerdo que las pescas de investigación fue un subterfugio que usaron muchos pescadores (artesanales e industriales) para hacer uso de cuotas. Varias de esas investigaciones tenían poco sustento, pero aún así se utilizaron. Usted ataca a la Universidad de Concepción, pero existen muchas instituciones que aprovecharon esta instancia, muchas consultoras e incluso el IFOP.
    Sobre las pescas de investigación, y el tema de fondo del artículo, aprovecho de preguntarle acerca de cuantas de esas pescas de investigación usted participó? ¿declaró todas las capturas que se realizaron en esas pescas de investigación?

    Le invitó a separar el discurso, porque es reconocido que el subreporte hace un grave daño a la sustentabilidad de los recursos, lo han declarado los propios pescadores artesanales. Lo importante es ver como se avanza en mejorar la información que se usa en las investigaciones para así alcanzar el mejor aprovechamiento de los recursos pesqueros.

Los comentarios están cerrados.